Gastronomía

La gastronomía es parte esencial de la estancia en la Ruta del Vino de Zamora. Dónde podrás comer alimentos básicos como el pan, exquisitos dulces tradicionales, quesos y embutidos, legumbres como el garbanzo de Fuentesaúco son una muestra del buen hacer de los artesanos, del conocimiento y la experiencia de agricultores y ganaderos.

Estos alimentos, certificados con Marcas de Garantía, Indicaciones Geográficas Protegidas y Denominaciones de Origen, son el fundamento de una cocina tradicional que el viajero podrá degustar en los prestigiosos restaurantes de la Ruta del Vino de Zamora.

La cocina es típica tradicional castellana; platos y guisos de cuchara, asados al horno de leña (destacando el lechazo, Marca de  Garantía de Castilla y León, o la Ternera de Aliste entre otros), carnes y pescados a la plancha o a la parrilla, maridados con vinos de la DO Tierra del Vino.

El resultado de una materia prima que simplifica la elaboración y ensalza los sabores que identifican la Tierra del Vino y que ya no podrás olvidar.